La dieta del sexo (o cómo cumplir el propósito de adelgazar sin comer menos)

La dieta del sexo

Adelgazar es uno de los grandes propósitos de cada año. Y para conseguirlo solo hay dos métodos (combinables entre sí): dieta o ejercicio. Para los que gustan de la buena mesa y no soportan sudar en el gimnasio, existe una rutina de adelgazamiento hedonista: el sexo.

Como explica Alberto Gooding, de LELO (fabricante de productos para la vida íntima y la salud sexual), «practicar sexo es uno de los ejercicios más completos que existen: con apenas 20 minutos se consumen una media de 250 calorías». Además, la liberación de endorfinas y de serotonina aumenta el estado anímico, el optimismo, la sensación de placer y el bienestar general.

Pero, igual que en el deporte, en el sexo no todos los ejercicios queman el mismo número de calorías. Según LELO, las cinco posturas que más queman son:

 

DE PIE

Esta postura trabaja todos los músculos del cuerpo. El hombre carga todo el peso de la mujer sujetándola en brazos. Además, para no cargar la espalda y evitar lesiones, el hombre realizará una pequeña sentadilla, aprovechando la fuerza de las piernas para soportar el peso. Por su parte, la mujer ganará en fuerza y resistencia, especialmente en la zona del abdomen, glúteos y piernas. Esta postura permite quemar alrededor de unas 550 calorías.

 

LA CARRETILLA

El hombre sostiene las piernas de la mujer en alto, lo que fortalece sus brazos. La mujer, por su parte, tonifica hombros, brazos y abdomen para mantener la postura. Ellas queman más con esta postura: 450 calorías frente a las 350 calorías de ellos.

 

EL PUENTE

No apta para parejas sin flexibilidad o resistencia. En solo cinco minutos, la mujer quema 450 calorías; el hombre, 200. Ellas apoyan las piernas en dos sillas separadas y se sostienen agarrándose al respaldo con los brazos. El ángulo de apertura determinará la intensidad del ejercicio.

 

LA V ERÓTICA

Para hacer esta postura, la mujer se sienta en el borde de una mesa y coloca las piernas encima de los hombros del hombre, haciendo fuerza para evitar moverse. Esto hace que fortalezca brazos y abdomen y queme unas 300 calorías. El hombre quema más: 400 calorías. Y trabaja brazos, abdomen y piernas.

 

LA ARAÑA

La postura de la araña es para parejas experimentadas: hay que sentarse sobre la cama con las piernas encontradas, soportando el peso con los brazos. Las caderas de la mujer se encuentran en las piernas abiertas del hombre, con las rodillas rodeando su abdomen. Esta postura permite a ambos trabajar brazos, abdomen, glúteos y piernas, lo que requiere un gran esfuerzo físico. Se queman hasta 600 calorías.

 

EL PRÓLOGO TAMBIÉN QUEMA

Los preliminares cuentan, también para quemar calorías. «60 segundos de preliminares con besos apasionados y caricias te permiten quemar hasta 26 calorías», comentan desde LELO.



Post a new comment