Decoración nórdica, siempre de moda

13 julio 2015

decoración nórdica

Una decoración de interiores con estilo nórdico, se adapta a todas las necesidades y bolsillos. Una tendencia de moda que se impone por la sensación de amplitud y confort que proporciona.

¿Por qué está de moda el estilo nórdico?

La conocida como decoración nórdica traspasa todas las fronteras, diferenciándose entre otros estilos con los escenarios típicos de los países del norte de Europa. Los espacios luminosos donde se optimizan las aberturas evitando las cortinas, permiten crear un escenario nórdico que difícilmente pasará de moda debido a su simplicidad y elegancia.

Se utiliza madera en el suelo porque aporta un ambiente de confort, que se destaca en el interior por ser un elemento cálido y acogedor. Las tonalidades neutras siguen y seguirán siendo tendencia en el mercado de la decoración, junto con el color blanco que sintetiza este estilo. La razón es muy sencilla, crean un estado de tranquilidad en las personas que contrasta con el estado anímico que producen otros colores más chillones. Aunque también es cierto, que el toque de calidez es un aspecto relevante que se consigue con los contrastes entre el color, aspecto limpio, muebles con líneas rectas y materiales naturales.

Funcionalidad y estética

El objetivo principal del estilo nórdico es obtener un espacio luminoso y cálido que acoja a todos, invitando siempre a la relajación. Las ventajas de esta moda que permanece en el tiempo, se observan en la tranquilidad que aportan los ambientes creados con mobiliario sencillo, que se puede comprar en las tiendas de decoración nórdica.

Las estancias atractivas y funcionales se logran a través de la ausencia de ornamentación y elementos cargantes. A su vez, la combinación entre el toque vintage y de vanguardia son típicos en la decoración nórdica.

Los pisos o viviendas donde predomina el color blanco y se mantiene el orden, combinado con muebles minimalistas tienen que contar con un toque de color brillante, que corte la monotonía. Las claves de este particular ambiente, se encuentran en la decoración con textiles de algodón o lino en estampados y con formas geométricas. Accesorios como cortinas, cojines o mantas son ideales para potenciar las virtudes de esta tendencia, que se mantiene en toda Europa y se extiende a otros lugares del mundo.

Elegancia, simplicidad y confort, son sin duda, las señas de identidad de la decoración nórdica. El secreto se encuentra en buscar la funcionalidad y combinación armónica del mobiliario, los accesorios que lo acompañan y el color que todo lo envuelve. Algo que bien combinado es capaz de ofrecernos una sensación de amplitud siempre deseada en sitios pequeños, donde se requiere mantener estas características para potenciar las dimensiones.



Post a new comment