SABOR A PRIMAVERA EN LA COCINA DE MARÍA LUISA

25 abril 2019

Este restaurante sabe a setas todo el año… pero en otoño y primavera ese sabor cobra más protagonismo que nunca. Así que ahora, con las lluvias de la tierra brotan nuevas especies -boletus pinícola, colmenillas, marzuelos, rebozuelos o perrechicos…- que María Luisa mima en los fogones. Además, la huerta también está en pleno apogeo y la genial María Luisa rinde homenaje a las verduras ‘patrias’ a través de deliciosas recetas.

La huerta y el monte más tradicionales llegan a La cocina de María Luisa en la estación de las flores. Suben las temperaturas y el cielo se encapota, la combinación perfecta para que lleguen algunas de las mejores setas del panorama nacional, una lástima que escaseen. Precisamente por su calidad y por su reducido número lo mejor para degustarlas es un sitio donde las aprecien, las conozcan y las potencien, y por eso este local de la calle Jorge Juan será perfecto.

Colmenillas, marzuelos, perrechicos, rebozuelos y el boletus -ahora pinícola en lugar de edulis-, son los ‘secretos’ de María Luisa estos días. Como ella misma dice, “por su inconfundible aroma y sabor, son setas únicas de esta época del año, muchas veces desconocidas y al mismo tiempo muy ansiadas”. Para disfrutarlas, recetas sencillas que no enmascaren sus sutiles matices: Colmenillas con mousse de foie al PX, Carpaccio de boletus -con un poquito de aceite y sal-, Perrechicos salteados

Y como compañero de viaje perfecto de estas delicias micológicas, nos proponen un auténtico homenaje a las verduras ‘patrias’. Una oda a la sencillez en las recetas, porque su sabor en sí mismo ya es maravilloso y si se saben acompañar del producto adecuado… el plato se convierte en una auténtica delicia. Ella propone creaciones como las Alcachofas de Tudela con foie al PX y boletus, los Espárragos de Tudela de Duero con su guarnición, los Guisantes del Maresme con su huevito, los Trigueros a la plancha

Pero en la carta estos días tampoco faltan algunos de sus buques insignia. Chuletillas de lechal, Solomillo de ternera blanca al foie, Bacalao gratinado con confitura de naranja o la siempre apetecible Manita de cerdo rellena de carne y trufa negra de Soria, que para eso es uno de los imprescindibles de la casa. Y no olvidemos de que aquí siempre hay que dejar sitio para el postre, todos ellos caseros, sencillos y deliciosos. ¿Unos Buñuelos de plátano con helado de yogurt o una clásica Tarta de almendras?



Post a new comment