Altanza blanco y Altanza rosado están de estreno

16 mayo 2019

La estación de las flores es conocida por ser tiempo de novedades en el mundo del vino y aún nos queda más de un mes para que llegue el verano, por eso Altanza ha presentado las nuevas añadas de su blanco y rosado, dos etiquetas muy especiales para esta bodega riojana: redondos, perfectos para cualquier hora, que destacan por su frescura, equilibrio y toque afrutado. ¡Llegan para conquistarnos a todos!

Altanza Blanco y Altanza Rosado fueron los primeros vinos ‘diferentes’ en formar parte de esta gran familia donde reinan los tintos; y además han sido los primeros en llegar al mercado con la marca “Altanza”: clásica atemporal, singular y con fuerza, que reafirma el carácter moderno de la bodega.

Altanza Rosado 2018, estrena nombre –desde 2004 lo conocíamos como Lealtanza-, y se caracteriza por su sabor, lleno de matices, fresco y afrutado. A la vista llama la atención su precioso color fresa con toques coralinos, brillante y limpio, y en nariz, su aroma a frutas rojas y gominolas dan paso a unas notas lácticas y plátano. En boca es carnoso y redondo, con taninos dulces y bien equilibrados. Y es que por su frescura y porque marida a la perfección con platos veraniegos, es perfecto para estos días en los que el calor aprieta. Tiene un precio de 5’80 € y para disfrutarlo en su máximo esplendor se recomienda servirlo entre 6 y 8º.

Por su parte, Altanza Blanco 2018 -y ya desde sus inicios en 2010-, se caracteriza por ser aromático, equilibrado, fresco y untuoso y su color -amarillo limón, limpio y brillante- delata su frescura. Este monovarietal armoniza la generosidad de los aromas del Sauvignon blanc, una variedad de uva por la que la bodega fue la primera en apostar dentro de la D.O.Ca Rioja, principalmente por sus cualidades aromáticas. En nariz destacan frutas tropicales como piña y plátano, para, a continuación, sugerir notas más cítricas como el limón o pomelo con recuerdos florales donde predomina el jazmín. Si aunamos verano, cóctel de mariscos, terraza y Altanza Blanco, no puede haber mejor plan. Su precio es de 6’50 € y al igual que el anterior, puede adquirirse en la web de la bodega y en tiendas especializadas.

Para los que deseen conocer un poquito más sobre Altanza, es importante saber que elabora desde 1998 vinos para todo tipo de paladares con un estilo propio y vivaz, aprovechando los medios tecnológicos del momento sin perder ese carácter tradicional -prensado vertical, tinos de madera…- para optimizar procesos y seguir logrando los mejores resultados. Especializados en su origen en reservas y grandes reservas 100% tempranillo, han ido incorporando a su amplio abanico crianzas, blancos aromáticos y semidulces, rosados… y también jereces en una colección exclusiva denominada Roberto Amillo. Por otra parte, Altanza cuenta con una divertida propuesta enoturística en torno a sus cuidados jardines presididos por un edificio al estilo château francés.



Post a new comment