Escapadas a la sierra: propuestas para el fin de semana

Fuente: www.pixabay.com

Madrid es un destino turístico internacional de primer orden, como bien sabemos, con multitud de amenidades y propuestas en la ciudad. Pero no es menos cierto que la Comunidad de Madrid, dueña de una increíble diversidad de paisajes, alberga tesoros bellísimos a unos pocos kilómetros del centro de la capital de España. Hoy os vamos a proponer algunos rincones hacia el norte que os sorprenderán y a los que, estamos seguros, no dejaréis de volver si los conocéis.

Torrelodones ha aparecido hasta en letras de canciones de Sabina. Desde luego, hay mucho más que ver y hacer en este municipio aparte de disfrazarte de Rick Blaine en Casablanca y dar consejos sobre a qué apostar en su célebre casino. Lo más pintoresco y característico de este lugar es aquello que da nombre a la localidad y que está reflejado en el escudo de la misma: La Torre de los Lodones. De origen árabe, su principal razón de ser era vigilar una de las sendas que enfilaba hacia la Sierra de Guadarrama. Es uno de los poquísimos recuerdos del Medievo que nos quedan en la sierra, y es visible desde la propia autovía de A Coruña, la A-6. Quienes las regentaban las utilizaban para dar avisos ante las acometidas de sus enemigos, prendiendo visibles hogueras en su torreón. El acceso no es complicado, a través de un camino en el que dejaremos el coche, para andar unos 300 metros.

Si proseguimos hacia la sierra, os proponemos también la visita a las piscinas naturales de Las Berceas, en Cercedilla. Descansando en el seno del valle de la Fuenfría, el enclave es espectacular: al lado de los restos de la Calzada Romana, se extiende un complejo de 30 hectáreas de superficie con todo tipo de facilidades (vestuarios, merenderos, áreas para broncearse sobre fresca hierba) rodeado de pinos. Además, hay un espacio de tirolinas y multiaventura que permitirá que los más pequeños disfruten y gasten energía a raudales.

Fuente: Wikimedia

Sin salir del corazón de la Sierra de Guadarrama, nuestra última propuesta es Collado Mediano. Aquí podremos visitar desde una antigua posada romana, hasta su espectacular iglesia de San Ildefonso. Pero os proponemos que os encaminéis hacia el mirador del cerro del Castillo. Al igual que en el caso de Torrelodones, tendremos el privilegio de admirar un elemento que se ha hecho un sitio en el escudo de la localidad: La Cobañera, un monumento rocoso natural en el que las gigantes y fabulosas rocas graníticas nos deleitarán la vista. Al enclave se llega por un camino que nace cerca del depósito del agua. Preguntad a los lugareños, son gentes que estarán más que encantadas de ofreceros las indicaciones pertinentes para que accedáis al lugar.

Con todo esto, esperamos haberos despertado el interés por descubrir rincones no muy conocidos de nuestra Comunidad. Y no olvidéis dejar siempre algo al albur de la aventura: os aconsejamos que dejéis durante estos paseos que vuestro instinto, o vuestro olfato, os señalen dónde parar y avituallaros. No os arrepentiréis de las viandas, carnes y asadores locales. ¡A disfrutar!



Post a new comment