GRITA contra la violencia de género

25 noviembre 2014

madrid a tu estilo morado

 

Me cuesta mucho escribir sobre violencia de género. Lo he hecho a menudo, en mi pequeño Devezencuandario, porque lo he vivido. En tercera y en primera persona. Pero cada vez me cuesta más recordarlo y cada vez me da más asco ver cómo no hay manera de que nadie lo pare.

Sé lo que es oír amenazas de muerte. Correr a buscar a tu madre temiéndote lo peor. Recibir una llamada y, al oír «Lo ha hecho», pensar que la muerta era ella. Y luego sentir el desprecio de quienes solo conocen la mitad de la historia, la que él se ha encargado de contar. Claro, pobrecito, lo dejaron solo, qué mala familia, qué malos hijos. Y sí, sentirte mala hija porque en el fondo respiras hondo cuando piensas que las cosas han acabado de la mejor manera posible, aunque nada en este caso pueda ser calificado como bueno.

Sé lo que es estar al lado de alguien que te hace sentir inferior. Aguantar malas caras cuando decides salir un sábado con tus amigas y sin él. Los interrogatorios al llegar a casa. Sé de golpes y gritos. Sé de segundas y terceras oportunidades. Y sé que no funcionan.

Y sé lo difícil que es darse cuenta de que te están cosiendo el alma a puñetazos, porque no hay examen médico que lo certifique. Porque «todo son imaginaciones tuyas». Porque no hay modo de demostrarlo. Porque… porque te matan poco a poco pero ni siquiera tú puedes darte cuenta.

Si te pasa, GRITA. No hables, GRITA. No te dejes acorralar. Y si crees que estás delirando, llama al 016 (es gratuito y no deja rastro en la factura). Quizá te sorprenda.

Por Noelia Jiménez

Logo: Juan Iranzo.



Post a new comment