El Real Madrid y el Barcelona, otra vez contra en la Supercopa

La pretemporada del verano se está acabando y por fin el fútbol oficial y con sabor auténtico vuelve a emocionar a los millones de aficionados que desde todo el mundo se quedaron con las ganas de disfrutar de este espectáculo. Mientras en Europa muchos campeonatos ya han empezado, antes de que inicie la nueva temporada de la Liga Santander, se jugará la final de la Supercopa española entre Real Madrid y Fc Barcelona, en un doble enfrentamiento que promete mucha chispa y goles. Con el partido de ida programado en el Camp Nou el domingo 13 de agosto y el de vuelta que se jugará en el Bernabéu tres días después, la edición número 34 de este trofeo se preanuncia como muy combatida y entretenida, puesto que harán cinco años del último enfrentamiento entre los dos principales equipos españoles en esta competición.

Después del adiós de Neymar Jr, que ha recalado al PSG de Francia, el Barcelona buscará el golpe de autoridad en el partido de ida en casa, juego en el que Modric no podrá participar por una sanción antigua que tendrá efecto el próximo domingo. Si del lado blaugrana faltará el desparpajo del brasileño, que ha dejado al conjunto de Ernesto Valverde huérfano de desequilibrio, Zinedine Zidane probablemente no pueda utilizar a Cristiano Ronaldo desde el primer minuto, ya que el portugués está entrando en forma de a poquito, como demuestran los pocos minutos jugados en la Supercopa Europea ganada contra el Manchester United del ex José Mourinho.

Pese a este panorama, el Barça resulta por ahora favorito en ganar el partido de ida, según los expertos de Sports Bwin. Jugar en casa y haber descansado más en la última semana pueden ser dos factores claves de cara al partido del Camp Nou, en el que el público también jugará un rol importante. Lo que queda claro es que Messi le tiene siempre ganas al Real Madrid, una de sus víctimas favoritas en Liga, Champions y en la Supercopa: de hecho el argentino ha marcado un gol al equipo blanco en todos los cuatro partidos de esta competición, entre la edición de 2011 y la de 2012. No es un caso que el número 10 blaugrana es el máximo anotador de goles en la Supercopa española, un trofeo que ayuda a empezar bien la temporada que viene.

El Madrid, ya campeón de la Supercopa de Europa, querrá sin embargo imponerse en este doble choque para poder conseguir el cuarto título del año 2017. Con el mundial de clubes programado para diciembre, el equipo de Zidane tendrá ganas de revalidar su condición de mejor cuadro del momento en el planeta, como demuestran las finales ganadas contra la Juventus y el Manchester United.

En este contexto, jugar la vuelta de la Supercopa española en casa podría ser una ventaja, aunque será muy importante hacer los deberes en el Camp Nou, un feudo difícil de conquistar para cualquiera.



Post a new comment