Tips de belleza para el calor en Madrid

¿Qué peinado elegir para una jornada de piscina? ¿Cuáles son los cuidados básicos que necesitan piel y melena para no sucumbir al calor en Madrid? ¿Y las últimas tendencias en estilismo de uñas? Esta es la lista de imprescindibles de la reconocida estilista Noelia Jiménez y su equipo del Salón Noelia Jiménez, siempre bajo la premisa de lo sano y natural por encima de la tendencia.

PARA EL PELO

Peinados para el verano en Madrid. Noelia Jimenez, Madrid a tu estilo

Este verano se llevarán cuatro tendencias en peinados:

  • Look efecto mojado: el peinado ideal es una coleta alta de caballo o coleta nudo.  Extiende con un peine y hacia atrás la mascarilla de pelo, y conseguirás ese look wet tan de moda a la vez que evitas la deshidratación de tu cabello.
  • Moño muy altos y deshechos: ideal para estar frescas y cómodas, el “messy bun” es la mejor opción para llevar el pelo recogido con todo el glamour. Con la versión “half  bun” podrás llevar parte del pelo suelto y otra parte recogido en un moño no muy sofisticado, y así lograr un look más playero.
  • Trenzas: son las mejores aliadas para retirar el cabello de la cara, sin optar por un recogido demasiado sofisticado, pero buscas algo más que una coleta. Este verano se llevarán las de raíz en la parte superior, terminando con una coleta con ondas rotas, además de las trenzas surferas, boho o de boxeadora.
  • Melena suelta con ondas: para recrear ese look surfero por excelencia que se obtiene con el agua salada del mar, hay que aplicar spray de sal (Beachy spray de Icon) desde la raíz a las puntas, y apretar con las manos desde la raíz a las puntas para crear ondas. Si no se fija bien puedes trenzar el pelo y aplicar el producto antes de ir a dormir; al levantarte, deshaz las trenzas y peina un poco con tus dedos: conseguirás ese efecto de ondas rotas tan veraniego.

Lo primordial es mantener una dieta saludable rica en vitaminas B7, B5, y minerales como el zinc, hierro y cobre. Porque en esta estación el cabello tiende a debilitarse y deshidratarse, y los alimentos, aunque tardan más en mostrar sus efectos, son más efectivos que los cosméticos, y sus efectos se prolongan más en el tiempo.

Antes y después de exponer nuestro cabello a las agresiones típicas del verano debemos, al menos, cortar las puntas para sanearlo. Si te gusta llevar mechas, opta solo por iluminar el rostro con sutiles reflejos alrededor de este, porque del resto de la melena se encargará el sol. Debes aplicar un protector capilar con filtro solar, y es recomendable usar sobreros, pañuelos y turbantes, ya que el sol envejece nuestro cabello, robándole su brillo natural. Después de cada chapuzón debemos aplicar un spray acondicionador que desenrede e hidrate y, al terminar la jornada playera o de piscina, lava bien el pelo con un champú hidratante que elimine totalmente los restos de sal o cloro. Deberás aplicar una mascarilla restauradora al menos cada 4-5 días si vas a diario a la playa o piscina.

Es recomendable completar estos cuidados con tratamientos en salón, como un ritual de reestructuración capilar a base de colágeno o el antrifrizz, una terapia no agresiva y 100% orgánica que modifica la estructura del cabello de manera natural, dejando el cabello libre de encrespamiento, sedoso, brillante e hidratado. 

PARA LAS UÑAS

Para lucir uñas sanas y bonitas es importante dejarlas descansar de esmaltes al menos una vez al mes. La manicurista del Salón Noelia Jiménez, Josianne, recomienda usar todo el año “aceites y cremas con un breve masaje antes de dormir. Este sencillo gesto dará un plus al aspecto de nuestras manos”. 

La tendencia esta temporada sigue siendo las uñas cortas, junto a esmaltes monocolor o manicura francesa, sustituyendo el blanco de la media luna con colores más llamativos. La paleta del verano conserva los colores pastel, como un esmaltado nude, que siempre es una apuesta segura para las menos atrevidas. Y para las que sí arriesgan, los rosas y corales serán los más vistos.

PARA EL ROSTRO

Antes de exponer nuestro rostro al sol es conveniente realizar una higiene facial, que permitirá a la piel absorber mejor la crema facial, que en esta época debe llevar siempre una protección solar de SPF 30 como mínimo. Hay que aplicarla cada dos horas o después de cada baño. 

Durante la exposición al sol es muy importante no utilizar maquillajes, ni perfumes, ni desodorantes, ya que pueden provocar irritaciones y manchas en la piel. En el caso de querer usar maquillaje, los expertos apuestan por una crema protectora con color como único recurso. En las pestañas utilizaremos una máscara waterproof, mejor de color marrón para conseguir un efecto más natural, y en los labios fórmulas no demasiado pigmentadas ni mates, mejor un tono discreto que muestre nuestros labios muy naturales.



Post a new comment